Noches blancas San Petersburgo

 

noches blancas san petersburgo

 

Durante los días anteriores y posteriores al solsticio de verano (momento en el que el Sol alcanza su altura máxima en el cielo o cuando la duración del día es más larga durante el verano en el hemisferio norte) y por supuesto en la noche más corta, es posible disfrutar en San Petersburgo de unas fiestas nocturnas estupendas en las cuales la luz solar no se va por completo al llegar la noche, es decir, el crepúsculo no llega nunca a su fin. Vamos a contártelo todo sobre esta época a continuación.

 

Eventos culturales en las noches de San Petersburgo

 

Durante estas especiales veladas en la ciudad se organizan eventos culturales de todo tipo, momentos en los que el gran Dostoievski recrea su famosa novela con el mismo nombre que el fenómeno. Entre el 11 de junio y el 11 de julio se llevan a cabo actos festivos relaccionados con el fin de curso de los estudiantes, pirotécnia, arte, música, teatro y mucho más.

 

Estrellas en la Noche Blanca

 

En mayo, varias semanas antes de que llegue el fenómeno natural, la Administración de La Ciudad de San Petersburgo inaugura “Estrellas en las Noches Blancas”, que consiste en la representación de obras musicales realizadas en dos lugares diferentes: por un lado, en el Teatro Mariinsky y por otro, no muy lejos de allí, en la Sala de conciertos Mariinsky. Muchos dicen de esta última que es el auditorio que cuenta con las mejores condiciones acústicas del mundo.

Año tras año, las obras tienen su comienzo por lo general a las siete de la tarde, aunque hay eventos que pueden empezar una hora antes o después. Por supuesto que se dan también representaciones a medio día o a primeras horas de la tarde.

En ellas ópera y ballet se van intercambiando. Esto se lleva haciendo desde hace más de 20 años de forma ininterrumpida. Siempre hay lleno total así que si estás interesado en hacerte con una entrada has de adquirirla con anterioridad.

El ya fallecido Anatoly Sobchak, alcade de la ciudad entre 1991 y 1996 fue el promotor de tales celebraciones musicales. De su mano se pasaron por la ciudad en tales señaladas fechas para actuar figuras como Plácido Domindo, James Conlon, Alfred Brendel, Carlo María Giulini o Alexander Toradze, entre otros muchos.

Es imposible llegar a San Petersburgo y que te puedas hacer con unas entradas. Si quieres conseguir acomodo para ver algún concierto vas a tener que buscar tu oportunidad con meses de antelación, sobre todo cuando es dirigido por Valery Gergiev, director del Teatro Mariinsky o de la Filarmónica de Múnich, entre otros ilustres cargos.

 

Las Velas Escarlata

 

Lo más conocido de todas estas celebraciones para conmemorar los días más largos del año en la capital de los zares son las llamadas “Velas Escarlata”. En Rusia conocen al evento como “Alye Parusa”.

Esta celebración consiste por un lado en dar por terminado el curso académico, algo que llena de alegría a todos los estudiantes y por otro espectaculares fuegos artificiales que llenan de colorido estas semi noches. La celebración de este evento viene de los tiempos post segunda querra mundial. y en cierta manera está relacionado con “Velas Escarlata” de Alexander Grin y apuntalada por una película soviética de 1961 “Alye Parusa” y de ahí el nombre acuñado por los rusos para esta fiesta.

Consiste en un barco velero iluminado con luces rojas, lo que da a las velas el color escarlata deseado, surcando las aguas del río a través de los tramos llamados “Embarkment Inglés” y el “Embarkment Admiralty”.

 

Conciertos de música pop en la Plaza del Palacio

 

Otro buen plan que puedes disfrutar es el acudir a conciertos de estrellas internacionales o locales de música actual, lugar con una buena acústica, estéticamente inigualable y con un aforo superior a 50000 personas.

 

Noches blancas en otras ciudades

 

Por encima de los 60 grados de latitud siempre es posible vivir este fenómeno en el que se ve con bastante nitidez incluso sin luz artificial (siempre que no haya nubarrones, claro) pero visto el exitazo de las noches de la ciudad de los zares multitud de otras ciudades cercanas a altas y no tan altas latitudes se han sumado a la organización de actos fiesteros y culturales, algunas de ellas sólo durante una sola noche y otras extendiéndolo por varias veladas. Así, en Madrid tenemos nuestra Noche en Blanco en donde puedes recorrer todos los museos y disfrutarlos de forma gratuita, entre otras cosas.