Moneda de Rusia

 



Moneda de Rusia

 

La moneda de Rusia es el rublo ruso y se simboliza como ₽, mientras que se escribe en ruso así: руб. Además de la moneda de la Federación Rusa también lo es en Abjasia, Osetia del Sur, Donetsk y Luhansk. Sus subunidades son los kopeks, en donde 100 kopeks es un rublo.

La vida del rublo es larga. En los tiempos de los zares ya era usada y durante la Unión Soviética se siguió con la tradición. En otros países existen variantes de los rublos. En Bielorrusia y Transnistria también poseen monedas que se denominan “rublo”.

Los rublos marcaron un hito en la Historia de la Moneda: fue la primera moneda en el mundo que se hizo decimal. Ello ocurrión en 1704 cuando la ley indicó que 1 rublo equivalían a 100 kopeks.

Durante las últimas décadas la moneda rusa ha tenido un devenir un tanto tumultuoso. En el año 1992, el antaño llamado “rublo soviético”, cuyo código era SUR, pasa a denominarse “rublo ruso”, con un código nuevo RUB, el cuál se deja fijado de la siguiente manera: 1 SUR = 1 RUB.

 

Historia de la moneda rusa

 



Después de la libra esterlina, el rublo es la moneda más antigua perteneciente a una nación. En una época tan temprana como el siglo XIII ya existían los rublos. Desde entonces hasta ahora su intercambio no se ha visto interrumpido. Ha habido periodos con ciertas singularidades, por ejemplo, durante los años 1991 y 1993 estuvieron conviviendo de forma simultánea el rublo ruso actual y el rublo soviético, incluso, viejas monedas que fueron emitidas en el año 1961 estuvieron en circulación hasta el último día del año 1998.

Primera generación del rublo

Tras el hito de la desintegración de la URSS en 1991, el rublo soviético continúa siendo la moneda oficial hasta el año siguiente, cuando queda formada la nueva Federación Rusa. En ese tiempo se saca en circulación un grupo de monedas y billetes. El Banco de Rusia los emite hasta 1993.

Monedas

Tras la desaparición de la URSS, el Banco de Rusia emite monedas de 1 y 5 rublos que son de acero de latón; de 10, 2 rublos, de -cobre y niquel; de 50 y 100 rublos, hechas de aluminio-bronce y cobre-níquel-zinc, respectivamente.

Tres años después, en 1993, las monedas de 10 y 20 rublos cambian su material a acero niquelado y las monedas de 100 rublos pasan a ser de cobre-níquel-zinc.

El el año 1995 le toca la renovación a las monedas de 50 rublos: acero chapado en latón.

En la década de los años 90 la moneda que conmemoraba la aparición del nuevo rublo que fue puesta en circulación tenía una curiosa particularidad: era casi exactamente igual en tamaño y peso a las monedas de 5 francos suizos, las cuales tenían un valor muchas veces superiores a las monedas rusas. Por ello fueron usadas en multitud de ocasiones en máquinas automáticas expendedoras en Suiza.

Billetes

A principios de la década de los 60 el Tesoro de la Federación Rusa introduce billetes de 1, 3 y 5 rublos, además de 10, 25, 50 y 100 rublos.

Más adelante en el tiempo, ya en 1991, también son introducidos los billetes de más valor: 200, 500 y 1000 rublos.

Un año después aparecen billetes de rublo con el valor de 5000 y 10000

En el año 1993 ven la luz los valiosos billetes de 50000, dos años después los de 100000 y por fin, en el 95 salen los de medio millón de rublos. 500000 rublos.

Rublos sin retratos

Tras la caída de la Unión Soviética los billetes y las monedas no tenían en ellos ningún retrato de personaje, lo cual no había pasado nunca antes, en los que las caras de zares o figuras comunistas siempre estaban presentes. Estos tiempos sin ninguna cara en el dinero en curso duraron hasta la llegada del billete de 500 rublos, en los que aparece una estatua de Yaroslav.

 

Segunda generación del rublo

 

En 1998 tiene lugar una fortísima crisis económica en Rusia. Ante estos momentos difíciles se tomas medidas como las de hacer que un rublo equivalga a 1000 RUR. En esta dura época el rublo ve perder el 70% de su valor frente a la moneda americana.

 

La crisis del rublo ruso

 



La moneda oficial rusa ha sufrido varias crisis durante los últimos tiempos. Quería hablar de las dos últimas, la correspondiente al año 1998 y la más reciente, la que comenzó a finales del 2014 y de la que aún no se ha recuperado del todo.

Las etapas en las que el rublo entra en declibe coinciden con tiempos en los que el precio mundial de las commodities sufren fuertes caidas. Esto es así por la dependendencia importante que tiene la economía de este gran país con las exportaciones de materias primas de todo tipo, sobre todo petróleo.

Crisis de 1998

En este año horríbilis se dieron una conjuncuón de hechos que golpearon a la economía de los rusos. La devaluación del precio del barril de crudo fue un detonante, pero hubo más como son el impago de los impuestos de multitud de energéticas y asociadas a esta industria, la galopante inflacción en el país eslavo y como no, la depresión mundial de prácticamente la mayoría de las economías. A esta suma de eventos poco favorales se le conoce como “Efecto Vodka”.

Un poco antes de la llegada de la crisis de 1998 explotó un escándolo económico de tipo piramidal correspondiente a unos bonos estatales a corto plazo, los GKO.

También por aquel entonces la guerra de Chechenia había significado un constante desangrado de millones de rublos a las arcas del estado ruso.

Los signos de una inminente crisis empezaron a hacerse patentes. El por aquel entonces presidente ruso, Borís Yeltsin, destituyo a su ministro de economía y a su equipo.

Día tras día la fuga de capitales iba en aumento. La deuda interna empezó a dejarse de pagar de forma regular. Fue cuando el Fondo Monetario Intenacional intervino para estabilizar la situación económica en Rusia a la vez que las autoridades desde Moscú intentaban son medidas artificiales mantener el valor del rublo.

Al final, a pesar de los intentos, la moneda de Rusia se desmoronó. Fue en 13 de agosto de 1998. El valor del rublo cayó un 300 %.

No todo fue malo. Empezó a tomarse conciencia de que la diversidad económica era importante. La caída del rublo también hizo que los productos rusos manufacturados fueran muy atractivos por sus precios en el mercado.

Crisis de diciembre del 2014

crisis del rublo

Tras el desastre económico de 1998 y dejar en la ruina a muchísimas familias poco a poco las cosas fueron mejorando. No tardó mucho en ponerse el precio de los carburantes y otros recursos naturales por las nubes lo que trajo a la Federación Rusa un importante remonte. Tanto fue así que por varios años asombró a todo el mundo el crecimiento del PIB y otros parámetros económicos.

Los rusos recuperaron su poder adquisito, y no sólo eso, conocieron la prosperidad. Ello se veía en muchos países eropeos y sobre todo en España, literalmente invadidos de turistas provenientes de Moscú y de otras ciudades.

Lamentablemente, el ciclo de bonanza volvió a terminarse. Con la llegada del segundo semestre del 2014 llegó nuevamente el desplome del barril de crudo propiciado por el fracking, la puesta en el mercado de excedente petrolífero y también por la baja demanda. De costar un barril 140 dólares en el mercado Brent pasó casi a regalarse a 20 dólares. A la par, lo que era un potente rublo (un euros a 40 rublos) pasó a ser una moneda débil y (un euro 100 rublos), comprometiendo la economía de toda la población.

Por si este castigo no era poco, se le unieron las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea, que agravaron e hicieron más difícil aún el salir rápido de esta situación.

Hoy en día, cuatro años después, aún Rusia está lejos de alcanzar los niveles del último verano próspero, el del 2014. Se han puesto en marcha medidas definitivas para paliar la extrema dependencia económica a los recursos energéticos que el país vende pero aunque el precio del barril se ha multiplicado por tres, el rublo sigue enormemente depreciado frente al euro o el dolar, valiendo la mitad que hace un lustro.

 

 

Símbolo del rublo

 

Durante mucho tiempo el rublo no cambió de símbolo. Hablamos de un periodo de 200 años, entre los siglos XVII y XIX. En todo este periodo el símbolo que representaba al rublo era una letra P, que en cirílico es el equivalente a nuestra R y una Y, que es nuestra U. Al final de la caída del Imperio Ruso aparecieron temporalmente nuevos iconos para representar a la moneda, pero no llegaron a hacerse oficiales.

El rublo ruso durante los siglos 17 y 19

Distintas versiones del símbolo para el rublo durante los siglos XVII y XIX.

En la historia del símbolo de la moneda rusa hay un año importante y es el año 2007, en el que mediante un concurso son presentadas 13 candidaturas a representar la moneda de la Federación Rusa. Al final del proceso el icono ganador es actual y reconocido ₽.

El símbolo del rublo ruso en la actualidad

Símbolo actual del rublo ruso, desde el año 2014

Desde el año 2014, la empresa Mocrosoft incluye entre su colección de símbolos al del actual rublo de la Federación Rusa.

Cambio euro rublo