Kamchatka

 

kamchatka

Kamchatka es una península situada en el extremo oriental de Rusia rodeada por las aguas de Océano Pacífico. Su superficie es semejante a la de la Península Ibérica pero con unas características que nada tienen que ver con las hispanas, claro está.

Es una de las regiones rusas más espectaculares, casi casi una tierra virgen, muy poco habitada y con una geología muy especial. Permaneció cerrada al resto del mundo durante más de 50 años, durante los tiempos soviéticos. Sólo a partir de 1990 fue abierta a cualquiera que qusiera visitarla.

 

Geografía de la península de Kamchatka

 

Estas tierras se adentran en el océano más allá de los 1200 km con una anchura de casi 450. El istmo tiene casi 100 km.

La orografía está marcada por dos cordilleras montañosas de tipo volcánico, cuyos volcanes son activos. En concreto, de 160 volcanes que se encuentran en la zona, 29 de ellos presentan constante actividad. Ello hace que sean frecuentes los terremotos y también las erupciones volcánicas.

El punto más alto del lugar es el pico Kliuchevskoi, con casi 5000 m de altitud. Otra montaña notable por su increible estética es el volcán Kronotsky. Es el prototipo perfecto de volcán con un cono sin irregularidades. Muchos lo ven como el volcán más bello de la Tierra.

En cuanto a su clima, en general puede decirse que es de tipo frío con precipitaciones abundantes. Cuenta con zonas de clima subártico y también con otros lugares con registros más bonancibles y que podrían considerarse con climas templados.

 

La Geología de Kamchatka

 

Estamos hablando de una de las regiones más jóvenes de la Tierra que hace tan solo un millón de años no existían. La península a día de hoy está en crecimiento. Ello dota a la zona de una inestabilidad sísmica máxima. TE relatamos ahora algunas de estas convulsiones sísmicas.

En la primavera del 2006 el distrito de Koriala sufrió un terremoto de 8 grados en la escala de Richter. En 1952 hubo un terremoto de 9 en la misma escala, algo nunca medido antes.

Una aclamada zona por su belleza, declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el Valle de los Géiseres, fue barrida por un repentino deslizamiento de tierras.

La riqueza mineral es grande. Hay oro, carbón, mica, pirita, gas natura, platino o tungsteno.

 

La fauna de la península

 

Son muchos los tipos de especies que habitan en esta región debido a varias causas: hay climas diferentes en la zona, sustratos geológicos diversos, numerosos lagos, ríos y zonas costeras. Lo más importante de todo es que el número de humanos es muy pequeño, lo que hace del lugar una de las zonas mejor preservadas de la Tierra.

Una de las especies más abundantes es la del oso pardo. El lobo, el zorro ártico, el lince, la comadreja, la nutria, el glotón, el muflón, la marmota, las ardillas, liebre y lemmings son otras ardillas presentes.

Kamchatka es rica también en aves, por ejemplo en águilas. Las mayores águilas del planeta se encuentran aquí, son las águilas del mar de Steller. Es el hábitat del águila real y del alcón gerifalte.

Estamos hablando del lugar por excelencia de los salmones. Los biólogos piensan que una gran parte de todos los salmones que vagan por el Pacífico han partido de la península. El lago Kurile es el lugar favorito de reproducción del salmón rojo en toda Euroasia.

En le mar se hallan cetáceos como la marsopa común, la marsopa de Dall, la orca, la ballena jorobada o el cachalote. Hay varias especies de foca y la nutria marina tiene presencia.

Las especies de aves marinas también son numerosas.

 

La economía de Kamchatka

 

La mayoría de las actividades económicas en la zona están relacionadas con la naturaleza: turismo, silvicultura y pesca. Las actividades relacionadas con el ejército también son numerosas. La capital es Petropávlovsk-Kamchatski, con casi 200000 habitantes. El lugar se está convirtiendo en un importante centro turístico.

 

Turismo y excursiones a Kamchatka

 

Esta región es extraordinariamente bella, virgen y salvaje, prácticamente inhabitada. Su orografía especial, su lejanía de las grandes urbes, la actividad volcánica y su clima variado la convierte en un atractivo lugar para alejarse del mundanal ruido y adentrarse en la pura naturaleza. Son varias las agencias que realizan programas para visitar lugares de interés y para hacer rutas y excursiones de todo tipo, dependiendo de la energía del turista.

Los platos fuertes consisten en hacer rutas por zonas que recientemente han aparecido, con una vida de tan solo 20 años, en donde puedes sentir bajo tus pies la actividad volcánica y los temblores sísmicos constantes y también el poder ver a fauna salvaje como osos, aguilas, perros de las praderas o marmotas.

 

Historia

 

Los rusos están presentes en Kamtchatka desde el siglo XVII. En esos tiempos de largos viajes los exploradores hablaban del lugar como una zona de Tierra de Fuego, por alusión a la actividad volcánica, sin duda en referencia a la actividad volcánica y de carne de pescado y pieles de animales.

En estos primeros tiempos destacan las incursiones de rusos ayudados por cosacos para reconocer el terreno y hacer algunos asentamientos. Años después de estos inicios hay varias zonas habitadas por cosacos las cuales empiezan a tener problemas de convivencia con los indios nativos. Se puede decir que hubo una guerra declarada entre ambos bandos. Estas luchas continuas supusieron un gran impacto en la población indígena que en tan solo unos años pasaron de ser 20000 a poco más de 8000.

Tierras de Kamtchatka empiezan a ser ofrecidas a muchas gentes de Rusia a la vez que sobre el terreno empiezan a trabajar cientos de reprimidos y deportados por motivos varios, aumentando la proporción de rusos frente a la de nativos. Se trata de una zona tan alejada que poca influencia poseen importantes abatares históricos sobre la región. Hablamos de la Segunda Guerra Mundial. Tras esta ocurre un acontecimiento importante: toda ella es cerrada a todo el mundo por motivos militares, es decir, será una zona de exclusión militar, incluso para los propios rusos. Será en 1992 cuando se abrirá a todo el mundo de nuevo.

 

Petropavlovsk-Kamchatsky, capital de Kamchatka

 

Esta interesante capital está en la bahía Avacha, en el Océano Pacífico, rodeada de volcanes. Aunque está a la misma latitud que ciudades como dublín y Manchester, su clima es mucho más duro. Los veranos son muy frescos mientras que los inviernos son más o menos como el de San Petersburgo, es decir, temperaturas de -20 grados centígrados no son raras en invierno.

El lugar es considerado de máxima actividad sísmica. Los primeros rusos en llegar fueron cosacos en 1697. Durante la mayor parte del tiempo el número de habitantes ha sido mínimo. Tan solo a partir de 1930 la población empezó a aumentar, alzanzando su record en la década de los años ochenta, el el S. XX. Después de entonces, el número de habitantes a descendido no llegando a los 200000 en la actualidad.

La economía en la ciudad depende fundamentalmente de la pesca y de las conservas de pescado. También la minería tiene un peso importante, con presencia de oficinas de empresas mineras varias.

Hay que destacar el esperanzador sector turístico en donde poco a poco el número de turistas va aumentando. Cada año son miles los que se acercan a conocer estos parajes, aunque nada tiene que ver con los millones que visitan Alaska, tierra que no se encuentra muy lejos. El problema para el turista que quiere acercarse a la zona son los altos precios y la baja calidad de los servicios a la vez que la falta de infraestructuras.